Todas las entradas de Lizbeth Monroy

Psicóloga Linkedln: https://mx.linkedin.com/pub/lizbeth-monroy-aguillón/103/31a/285

¿Qué es la sobreprotección?

 

sobreproteccion

Es como su nombre lo dice; proteger de más en todos los ámbitos y más allá, depende mucho, bajo que ideales fue concebido, también si el hijo padece alguna enfermedad que dependa de atención y esta sobreprotección y/o enfermedad se incremente con el paso del tiempo e incluso la sobreprotección se da también en niños sanos pero que por algún motivo los padres los señalan como frágiles , inútiles e incapaces de moverse, individual e independientemente pero con coeficientes intelectuales bastantes normales. Esta sobreprotección por este tipo de creencias es muy dañina por el simple hecho de vivir bajo un régimen muy estricto, inseguridades  y no dar la libertad adecuada para que se genere una autoestima sana, es así con esta mentalidad que los padres les proporcionan lo que ellos creen que jamás o muy difícil podrían obtener.

Algunas maneras de sobreprotección puede ir desde abrigarlos con capas de ropa, cubre bocas, cremas, y alimentos especiales, checar si respiran mientras duermen (en exceso) al punto de ayudarles a hacer actividades propias del desarrollo natural del hijo o privarlas de estas como no permitir que se pongan de pie a la edad de 6 meses, usar andaderas (que eso está de moda) dejarlo dormir en la misma cama, darle de comer en la boca y dejarlo tomar biberón hasta edades avanzadas, asearlos y supervisar este acto después de los 6 años, escoger su vestuario, su escuela, sus amistades y familiares, la novia (o)  y ante esta situación enfatizan la sobreprotección y enferman emocional y físicamente a su propio hijo; esto nos habla de que el niño ha generado cierta reacción; alérgicas como gripa, salpullidos en la piel o alergia a algún alimento y todo esto lo justifican diciendo que no está listo para la vida y necesita de su ayuda para salir adelante. Lo único que incrementan es que haya un retardo en su avance psicomotor, lingüístico, cognitivo, emocional etc. Y se construye  un adolescente inseguro, con baja autoestima, conformista, miedoso, confiado y por supuesto que enojado y después nos preguntamos el, ¿por qué tenemos adolescentes furiosos? Lo curioso es que no nos damos cuenta de eso hasta que es un adulto y sigue en casa esperando que le resolvamos la vida, porque  no le dimos las herramientas para que ellos tomaran las riendas de su vida con una vasta autosuficiencia.

Reflexión

Hay muchas maneras de sobreproteger  a un hijo y sería bueno plantearse si uno fue un niño así y si está siguiendo ese mismo patrón.

Pregúntate si tu sobreprotección esen realidad un amor genuino y no es solo movido por intereses o creencias personales que se fundamentan a partir de la manera en que ves y/o te ves como espejo a través de tu hijo.

Si lo sobreproteges el tomara un camino a ciegas con temores inseguridades y enojo acumulado. Siempre estará en busca de esa luz que lo ayude, lo ame libremente y lo haga ver más allá de la necesidad de afecto y autosuficiencia, la carencia de estás ultimas se construyen en base a la autoestima.

Fomenta una buena autoestima en tu hijo, acéptalo como es.

by Lizbeth Monroy Aguillón

Lic. Psicología

 

 

 

PSYCHO

 

El objetivo  principal  en Psycho es  moderar la ansiedad que se genera a partir del desconocimiento y/o desinformación, posibilitando el acceso a conductas más adaptadas, menor ansiedad, y de este modo, elevar el bienestar de la persona.

Cualquier persona puede necesitar ayuda o tener un familiar o ser querido que  requiera Psicoeducación ante situaciones de estrés, fobias, adicciones, trastornos alimentarios o ansiedades en cualquiera de sus formas. Es que en los tiempos que corren parece aumentar la cantidad de seres humanos con algún trastorno psicológico o psiquiátrico que repercutirá en el índice de calidad de vida, afectando en diversas dimensiones, como el desarrollo cognitivo, emocional, afectivo, el contacto social, etcétera; aunado el hecho de estar expuestos a recibir un influjo de información procedente de múltiples medios internos y externos como la misma familia, la comunidad, los medios masivos de comunicación, el discurso político, las leyes, los preceptos morales vigentes en la sociedad y, también, a través de las tradiciones desde las generaciones precedentes; pero la familia y la escuela actúa como intermediario o mediadores en relación con los factores de naturaleza informativa que se trasmiten.

En Psycho  encontraras un espacio para ti, con diversos temas de tu interés que te darán claridad y dinámica en un saber en general, rompiendo paradigmas y estigmas de la sociedad; en Psycho esperamos llegues una luz de conocimiento llena de matices y diferentes colores en torno a la psicología.

Nos basamos en literatura científica y  apoyo de especialistas en cada tema esperando tu formes tu propio criterio.

Bienvenido.

 

Trastornos de Personalidad

Tal como lo define el capítulo 16 del DSM-IV-TR  “un trastorno de personalidad es un patrón permanente e inflexible de experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura del sujeto, tiene su inicio en la adolescencia o principio de la edad adulta, es estable a lo largo del tiempo y comporta malestar o prejuicios para el sujeto”.

La clasificación de este tipo de trastornos que hacen tanto el DSM-IV como la CIE-10 parte de una perspectiva categorial, cuyo antecedente se encuentra en el modelo clásico de Kurt Schneider , en el sentido de considerar “los trastornos de la personalidad como entidades patológicas individuales y delimitadas entre sí”. Es decir, cada trastorno constituye una categoría diagnóstica y se sustenta en alteraciones específicas.

El DSM-IV define los rasgos de personalidad como “patrones persistentes de formas de percibir, relacionarse y pensar sobre el entorno y sobre uno mismo que se ponen de manifiesto en una amplia gama de contextos sociales y personales”. El trastorno de la personalidad se da cuando estos rasgos, que son egosintónicos (es decir, la persona se siente bien como es, o en todo caso percibe su sufrimiento emocional como algo inevitable, sin relación alguna consigo mismo, con su manera de ser y comportarse), se hacen inflexibles y desadaptativos (hacia el final de la adolescencia se consolidan de forma permanente y estable), y cuando causan un deterioro funcional significativo o un malestar subjetivo.

“Un hecho fundamental diferencia al paciente con trastorno de personalidad del paciente neurótico: los síntomas de este último son autoplásticos, es decir, repercuten en su propio perjuicio y sufrimiento, y son por ello experimentados como egodistónicos. Los síntomas del trastorno de la personalidad son aloplásticos, esto es, repercuten en los demás y son plenamente aceptados por el ego del paciente. La sintomatología neurótica se asemeja a una china en el zapato del paciente (lo sufre él mismo y nadie lo nota); la sintomatología de la personalidad anómala es como el aliento con olor a ajos (solamente lo sufre el observador).”

En el DSM-IV, se distinguen diez tipos de trastornos de personalidad, reunidos en tres grupos, por las similitudes de sus características:

  1. Raros o excéntricos:
  • paranoide (desconfianza excesiva o injustificada, suspicacia, hipersensibilidad y restricción afectiva)
  • esquizoide (dificultad para establecer relaciones sociales, ausencia de sentimientos cálidos y tiernos, indiferencia a la aprobación o crítica)
  • esquizotípico (anormalidades de la percepción, del pensamiento, del lenguaje y de la conducta, que no llegan a reunir los criterios para la esquizofrenia)

 Este grupo de trastornos se caracteriza por un patrón penetrante de cognición (por ej. sospecha), expresión (por ej. lenguaje extraño) y relación con otros (por ej. aislamiento) anormales.

  1. Dramáticos, emotivos o inestables:
  • antisocial (conducta antisocial continua y crónica, en la que se violan los derechos de los demás, se presenta antes de los 15 años y persiste en la edad adulta)
  • límite (inestabilidad en el estado de ánimo, la identidad, la autoimagen y la conducta interpersonal)
  • histriónico (conducta teatral, reactiva y expresada intensamente, con relaciones interpersonales marcadas por la superficialidad, el egocentrismo, la hipocresía y la manipulación)
  • narcisista (sentimientos de importancia y grandiosidad, fantasías de éxito, necesidad exhibicionista de atención y admiración, explotación interpersonal)

 Estos trastornos se caracterizan por un patrón penetrante de violación de las normas sociales (por ej. comportamiento criminal), comportamiento impulsivo, emotividad excesiva y grandiosidad. Presenta con frecuencia acting-out (exteriorización de sus rasgos), llevando a rabietas, comportamiento auto-abusivo y arranques de rabia.

  1. Ansiosos o temerosos:
  • evitativo (hipersensibilidad al rechazo, la humillación o la vergüenza; retraimiento social a pesar del deseo de afecto, y baja autoestima)
  • dependiente (pasividad para que los demás asuman las responsabilidades y decisiones propias, subordinación e incapacidad para valerse solo, falta de confianza en sí mismo)
  • obsesivo-compulsivo (perfeccionismo, obstinación, indecisión, excesiva devoción al trabajo y al rendimiento; dificultad para expresar emociones cálidas y tiernas)

 Este grupo se caracteriza por un patrón penetrante de temores anormales, incluyendo relaciones sociales, separación y necesidad de control.

Pareja

problemas-de-pareja

INFIDELIDAD

“La fidelidad no es ausencia de deseo, seguimos teniendo tentaciones porque somos humanos. Ser fiel es una decisión que implica el trabajo de la voluntad. Fidelidad no es ausencia de deseo sino evitar la ocasión y el autocontrol. La fidelidad es una actitud anticipatoria de prevención. Una alerta naranja. No poner en riesgo algo que vale la pena”. Resulta paradójico que sean precisamente las personas que se perciben a sí mismas como radicalmente “incorruptibles” las que más probabilidades tienen de enredarse en amores clandestinos. ¿La razón? Estas personas “bajan la guardia” y creen que el amor los volverá inmunes a que eros (la pasión) los ataque por algún flanco, y no es así : con el amor no basta.